lunes, 31 de octubre de 2011

Con “Hambre cero” disminuye la pobreza en países de América


Con el fortalecimiento de programas de salud, educación, de viviendas, se ofrece mayor calidad de vida a las poblaciones, coincidieron vicepresidentes.

Los vicepresidentes que representaron sus respectivos gobiernos en la XXI Cumbre Iberoamericana coincidieron –al igual de algunos mandatarios– en el éxito de la aplicación del programa de trasferencias condicionadas en sus respectivos países, como una medida para superar la pobreza extrema.

El vicepresidente del Brasil, Michel Temer recordó que el primer programa aplicado en su país fue “Hambre cero”, que llevó a miles de familias brasileñas a obtener asistencia condicionada lo que posibilitó que pudieran acceder a la clase media. Más tarde, se refirió al programa para otorgar casa propia a los ciudadanos brasileños, programa que actualmente está siendo implementado con el gobierno de Dilma Ruosself. “Hemos conseguido en los últimos años dar alimentación a prácticamente 30 millones de personas, que vivían en la franja de la extrema pobreza, con tan solo 20 a 30 reales por mes”, sostuvo.

La vicepresidenta de Honduras, María Antonieta Guillén, dijo que tras dos años del intento del golpe en su país se va consolidando la democracia. Agregó que comprendieron que las viejas recetas no sirven para los nuevos problemas, sin embargo, destacó que el programa de trasferencia condicionada tuvo éxito.

“No solo se tiene que ampliar la cobertura de educación, sino mejorarla, en especial en salud y educación. En nuestro país estamos también ejecutando programas de transferencia condicionada, con la visión de construir capital humano y con visión asistencialista”, explicó la vicemandataria.

Por su lado, Angelino Garzón, vicepresidente de Colombia, mencionó que un buen gobierno contribuye a la disminución de la pobreza y a mejorar la calidad de vida de la población. Agregó que en su país hay tolerancia “cero” a la corrupción, porque es la principal responsables de la pobreza y aliado de la criminalidad organizada.

Alfio Piva Meza, vicepresidente de Costa Rica, se refirió a que la población debe acceder a mejor educación, así como a sistema de salud eficiente, así como vestementa y alimento que deben ser satisfechos.

El segundo de Uruguay, Danilo Astori señaló que su país está profundamente involucrado en la transformación del Estado y no es una tarea fácil, ya que tiene muchas dificultades para lograrlo.